Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización. Puedes cambiar la configuración y obtener más información. Más información
Barcelona
Laia Carol - Comunicación Audiovisual, 2003
“El periodismo me apasiona y dedicarme a él me llena”

“El periodismo me apasiona y dedicarme a él me llena”

Laia Carol (Comunicación, 2003) es una periodista todo terreno. Después de hacer muchas prácticas, entre otros lugares en RAC1 y Catalunya Ràdio, ha trabajado en Canal Català, Localia TV y BTV. Ahora es colaboradora en el programa 8aldia, con Josep Cuní, y además ha creado su propia productora: Everest Produccions. Allí está cumpliendo su sueño: filmar documentales.

 

Mi trayectoria profesional ha sido siempre frenética. Empecé en el mundo del periodismo en la adolescencia. Con 13 años ya colaboraba en la radio de mi pueblo. Una vez en la universidad, hice tantas prácticas como pude, y gracias a los convenios de UIC Barcelona ​​fueron muchas. La preparación y los conocimientos que adquirí entonces en los diferentes medios han sido vitales para mi desarrollo en el mundo laboral. Ya desde el principio vi que este es un oficio muy particular.

 

El periodismo es un mundo complicado. No solo por la crisis; siempre ha sido un sector peculiar. Exige muchas horas de trabajo y la competencia es muy dura. Además, la contraprestación económica suele no corresponderse con el esfuerzo que se realiza. Sin embargo, volvería a elegir esta profesión. El periodismo me apasiona y dedicarme a él me llena. No todo el mundo tiene la suerte de ganarse la vida haciendo lo que siempre ha deseado.

 

Y es que de niña quería trabajar haciendo reportajes para National Geographic. Me entusiasmaba la idea de recorrer el mundo con mi cámara de fotos. Aunque todavía no me han llamado, no estoy tan lejos de ese ideal. En Everest Produccions, mi productora, también conocemos culturas diferentes. De momento, y espero que solo sea el principio, hemos hecho reportajes en Camboya y China.

 

Abrir una productora propia no es nada fácil. Hay que ser muy valiente para trabajar para uno mismo. Pero, al final, después de mucho tiempo pensando en hacerlo, me atreví. Lo más difícil, que era empezar, ya ha pasado. Ahora lo que me preocupa es que sigan llegando proyectos para que Everest Produccions tenga una vida lo más larga posible. Con esfuerzo y trabajo, estoy segura de que nos aguarda un buen futuro.

 

Trabajar en televisión es otra cosa que me gusta mucho. Colaborar con 8TV es un placer por la manera como se elaboran las noticias. Los redactores analizamos la información en profundidad y la explicamos de una forma directa y comprensible. El ejercicio de comunicación que se lleva a cabo en este canal me parece magnífico.

 

Como ya digo, estoy muy satisfecha. Pero, como a todos, me quedan cosas pendientes. Todavía me acuerdo del día en que rechacé una comida con representantes de Televisión Española. Les gustó una prueba que les envié y querían hablar conmigo. Tenía otras cosas que hacer, no sé qué, el día que me proponían para vernos, y dije que no podía ir. Perdí una gran oportunidad.

 

Otra cosa que me quedará siempre pendiente es una cena con Van Gogh. Como en vida no fue reconocido, nadie lo entrevistó. Me encantaría alejarme de teorías y poder saber de primera mano por qué pintaba cómo pintaba. Su visión de su obra y, en general, de la vida podría ser muy interesante. Se me ocurren muchas preguntas para hacerle.