Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización. Puedes cambiar la configuración y obtener más información. Más información
Básicos / Arte
La Casa Lleó Morera (Barcelona)

La Casa Lleó Morera (Barcelona)

Barcelona ha ganado otro espacio modernista para el público, hace pocas semanas: el piso principal de la Casa Lleó Morera vuelve a abrir sus puertas. La visita consta de una introducción al contexto de la Barcelona de la época (la Revolución Industrial, el Ensanche, el Modernismo) y una explicación sobre el arquitecto Lluís Domènech i Montaner (1850-1923) y la familia que le encargó la casa. Después, nos introducimos en esta maravilla arquitectónica y nos dejamos rodear de todas las artes decorativas de su interior: vitrales, escultura, madera, mosaico, pavimento hidráulico… y es que el arquitecto fue el mejor representante del concepto de “arte total” tan utilizado para hablar del Modernismo y de utilizar una gran profusión de artes decorativas, que enriquecieron considerablemente estos interiores. Ya podemos visitar el Palau de la Música o el Hospital de Sant Pau del mismo arquitecto, pero ahora no debemos dejar pasar la oportunidad de visitar un interior doméstico, para ver cómo vivía la burguesía catalana del momento.

 

El Sr. Antoni Morera hizo fortuna en el Caribe. Como no tenía hijos, dejó la casa que tenía en el Paseo de Gracia a su sobrina Francesca Morera. La casa era sencilla, hecha por un maestro de obras, y ella la quiso reformar siguiendo la moda del momento. Por eso, la encargó a Montaner. Murió cuando aún no estaba terminada y pasó la propiedad a su hijo, el doctor Albert Lleó Morera. La fachada exterior está llena de alusiones a su apellido, por eso encontramos leones y la planta de la morera. Aparte, hay referencias en los balcones sobre las invenciones de la época: el teléfono, el gramófono, la cámara fotográfica y la electricidad, llevadas por figuras femeninas. Desgraciadamente, al instalarse en los bajos la casa Loewe, se abrió una puerta y se destruyeron sin contemplaciones los magníficos elementos escultóricos que representaban mujeres con flores y guirnaldas.

 

El interior del piso principal, como era tradicional en la época, también fue diseñado por el arquitecto. Es donde encontramos las artes decorativas mencionadas: mosaicos de Lluís Bru y Mario Maragliano, esculturas de Eusebi Arnau, vitrales de Antoni Rigalt, cerámica de Antoni Serra, y muebles, que ahora están en el MNAC, de Gaspar Homar.

 

Actualmente, la finca es del grupo Núñez y Navarro, que la ha puesto a disposición del público. En la web www.casalleomorera.com está toda la información necesaria para disfrutar de esta joya del Modernismo catalán.

 

* la Dra. Judith Urbano es jefe del Área de Composició Arquitectònica, IP del Grupo de Investigación de Historia, Arquitectura y Diseño de la ESARQ-UIC.

 

 
 
La Casa Gralla