Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización. Puedes cambiar la configuración y obtener más información. Más información
Voces / Para entendernos

Las claves del éxito del emprendedor

Fausto Serra

En el año 2001, con 44 años, ya casado y con tres hijas pequeñas, fundé mi propia empresa de logística: Vivace Logística, S.A. Los productos eran de valor medio-alto: cosmética, textil, puericultu­ra, comercio on-line, material promocional, etc. Inicialmente ocu­pamos 5.000 m2 de instalaciones en Granollers (Barcelona) con un capital de 1,2 millones de euros.

 

Hasta entonces me había dedicado, como gestor profesional, a poner en marcha y gestionar para terceros nuevos negocios (start-up) y ac­tividades en empresas de diversos sectores tales como alimentación, textil, Jocs Olímpics de Barcelona a 1992, residuos industriales y logística.

 

Ya desde muy joven sentía la sana ambición de gestionar mi pro­pia empresa, pero no fue hasta principios del año 2000 cuando, por diversas circunstancias personales y profesionales, decidí “cruzar el río” y crear mi propia empresa. Dada mi edad, forma­ción y experiencia era el momento adecuado.

 

¿Quién no se ha planteado esto mismo alguna vez? En mi caso, fue un proceso largamente madurado y casi me atrevo a decir que lo empecé a considerar antes de iniciar mi formación universitaria. Pero como se dice: del dicho al hecho hay un trecho y no fue hasta más de 20 años después cuando finalmente me decidí a dar el paso.

 

Vivace Logística es mi empresa y la de cuatro socios más, y tiene alrededor de 40 colaboradores. Se trata de un operador logístico especializado en los servicios de almacenaje, picking (preparación de pedidos) y distribución para empresas. Tras doce años de vida, me atrevo a señalar algunas de las claves de su éxito:

 

Planificación previa del proyecto: plan de negocio. Puede pare­cer que la elaboración del plan de negocio es un trámite teórico; sin embargo, es la herramienta clave para alcanzar el éxito de un proyecto que quiera superar los cinco primeros años.

 

En el plan de negocio de Vivace Logística se incluyó toda la pre­paración y actuaciones previas: evaluación del mercado logístico en el entorno de Barcelona, localización de socios y detalle ex­haustivo de las inversiones a realizar (adecuación del almacén, desarrollo del software propio de gestión, maquinaria de picking, etc.) así como las cuentas de resultados, balances mensuales y necesidades de financiación a 60 meses vista.

 

Hay que destacar que en nuestro caso acertamos en los plazos para el inicio de la actividad prevista para los siguientes 12 meses y también fue notable la coincidencia entre la previsión de ingre­sos y resultados los tres primeros años.

 

Búsqueda de los socios y equipo directivo adecuado. Dada la envergadura y complejidad del proyecto, tuve claro desde el pri­mer momento que no debía dar este paso en solitario, sino en colaboración con un socio gestor altamente cualificado y, sobre todo, alguien en quien tuviera una fe ciega por su valor y ética, como ha sido y es Nemesio Navas. La inversión inicial de más de un millón de euros requería localizar socios para cubrir las nece­sidades del capital inicial para arrancar el negocio. Cada uno de ellos ha sido clave en el éxito de Vivace Logística.

 

Hay que reconocer que las circunstancias económicas de enton­ces no son como las actuales, aunque eso sí, el importe a conse­guir era más que respetable. En este sentido, una vez terminé una primera redacción del plan de negocio, conseguimos completar el capital necesario en el plazo previsto junto con otras tres per­sonas, que siguen de forma estable como socios capitalistas de nuestra empresa.

 

Tomar la decisión de iniciar el proyecto sin pensar en una vuel­ta atrás. Hay que estar totalmente decidido a arrancar el proyec­to empresarial sí o sí, bajo cualquier circunstancia. En nuestro caso, poco después de empezar el proyecto ocurrieron los tristes hechos del 11-S, cuando acabábamos de alquilar el almacén logístico para adecuarlo y empezar la actividad un par de meses después. ¡Los propietarios del local de 5.000 m2 x 11 metros de altura, nos exigieron un aval por un importe de cinco años de alquileres! A pesar de este grave trance inicial, que afectó como sabemos a la situación económica mundial, conseguimos avanzar según nuestras previsiones.

 

Innovar, adelantarse a los cambios y formarse de forma con­tinuada. Estamos inmersos en unos años de gran crisis, en los que ha habido un retroceso de actividad enorme e impensable hace un tiempo atrás. Esto nos ha obligado a ser mejores en el desempeño de nuestra actividad y más eficientes que en el pa­sado para seguir ofreciendo un servicio atractivo y rentable para nuestros clientes. Para ello, dedicamos mucho tiempo y esfuerzo personal, buscando fortalecer a base de continuas innovaciones nuestro know-how principal: el servicio de picking con una óptima prestación del servicio y costes ajustados.

 

Vocación de servicio a largo plazo. El proyecto de Vivace Logísti­ca se planteó desde su inicio como una empresa con vocación de permanencia a largo plazo. Esto nos permite realizar una toma de decisiones no coyunturales, sólidas y beneficiosas para nues­tros colaboradores, clientes, proveedores, entidades financieras y, claro está, para todos los socios.

 

* Fausto Serra – Vivace Logística, S.A. – Ingeniero IQS. Master en ESADE y PADE por el IESE