Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización. Puedes cambiar la configuración y obtener más información. Más información
Voces / Para entendernos

Joan Sales: el hombre incómodo, la verdad que molesta

Francesc Canosa

Ya no cabe duda. Estamos ante uno de los testimonios más verdaderos de la historia de Cataluña: Joan Sales. En 2012 celebrábamos los cien años del nacimiento del escritor (1912-1983). Pero no es hasta hace pocos años que su vida y obra se han ido conociendo. Una de las razones fundamentales es que estamos ante uno de los personajes más incómodos, complejos, poliédricos, desconocidos, que estorban, de la cultura catalana. Tiene muchas caras: soldado, escritor, editor, cristiano, patriota… Su obra ofrece una mirada verdadera de la Guerra Civil, que él vivió de primera mano como oficial de la Escuela de Guerra de la Generalitat, como miembro de la Iglesia de los perseguidos. La visión, la obra de Sales, condena el dogmatismo y las ideologías y pone luz sobre las complejidades de una guerra que se ha explicado, exclusivamente, desde los relatos hegemónicos y del maniqueísmo de buenos y malos. El suyo es un testimonio único, sereno, verdadero.

 

Así, vuelto del exilio mexicano, en 1948, no puede publicar Las cartas a Màrius Torres (no verán la luz hasta 1976), monumental relación epistolar con el poeta leridano Màrius Torres y crónica cristalina y punzante del conflicto. Por eso hará ficción de la realidad y escribirá la novela Incierta gloria (1956), que se pasó toda la vida reescribiendo y que es el testigo, con voces polifónicas que buscan la verdad sobre el conflicto, el desastre de toda una generación y de la gran tragedia de Cataluña. Hasta hoy estas dos obras han sido, en buena parte, ignoradas, apartadas o menospreciadas, a pesar de que críticos de todo el mundo consideran la novela una obra maestra y una de las grandes obras europeas del siglo XX. Pero ya dijo el historiador Josep Maria Ainaud de Lasarte que “es la novela más importante de la Guerra Civil y no se ha hablado suficientemente de ella porque era cristiano”.

 

La obra de Sales no termina aquí: es el gran editor catalán durante el franquismo. A partir de 1955, con el sello El Club dels Novel·listes, pero especialmente en 1959, con la creación de la editorial Club Editor, será el descubridor y el editor de Mercè Rodoreda, de Llorenç Villalonga, Blai Bonet, Aurora Bertrana, Joaquim Amat-Piniella… También traducirá al catalán los principales escritores extranjeros, tanto clásicos como de la época: Dostoievski, Lampedusa, J. D. Salinger, P. Boulle… Su apuesta para hacer novelas legibles, para un público amplio y con un catalán oral (se debe escribir y hablar bien) no gustaba a parte del mundo literario, pero su apuesta ha dejado un puñado de las mejores obras de la literatura catalana del siglo XX.

 

Sin duda, la obra y la vida de Joan Sales han ido influyendo, como con cuentagotas, a generaciones de catalanes. Personas que han conocido otra visión del país, de la cultura, de la lengua que Sales ha ido combinando con su vida y obra para ofrecer, como si fuera un cubo de Rubik, todas las caras, todos los colores, todos los cuadritos del rostro más cercano, pero invisible, de la Cataluña del siglo XX y que llega hasta ahora.

 

* Francesc Canosa Farran (@francesccanosa) es periodista, escritor, profesor de Comunicación y director del documental Joan Sales. L’home incòmode, la veritat que molesta